La Provincia Maristas Mediterránea ha culminado este fin de semana la I Jornada del Educador Marista con la participación en el Colegio Cervantes de Córdoba de más de 150 profesores procedentes de las cuatro comunidades autónomas (Extremadura, Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana) que forman parte de esta provincia de la institución de los Hermanos Maristas en España.

Esta iniciativa formativa, organizada desde el Equipo Provincial de Educación, se ha desarrollado en dos fines de semana distintos -primero en Alicante (15 de octubre) y después en Córdoba (26 de noviembre)- y, de manera global, han sido más de 400 los docentes que han tomado parte de estos encuentros, enfocados a la formación y a la adquisición de competencias en distintos planes personales y profesionales.

img_9730El objetivo de esta doble jornada ha sido, por un lado, buscar el encuentro de todos los educadores y su refuerzo de la visión, la misión y los valores propios que transmite la enseñanza en los centros maristas; y, por otro lado, compartir las buenas prácticas pedagógicas que se desarrollan en las aulas de distintos colegios, favoreciendo el intercambio de estas experiencias en un clima amigable y familiar.

En este sentido, profesores maristas de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato han presentado al resto los proyectos pedagógicos innovadores que han llevado a cabo el pasado curso y que han sido merecedores de los Premios La Valla 2015, unos galardones otorgados por la propia institución marista a trabajos educativos de interés y eficacia en el aula, novedosos y con altas dosis de creatividad.

Estos premiados han sido, en la categoría de Infantil y Primaria ‘Estimulación Temprana’ (Algemesí), ‘Phonics’ (Alicante) y ‘Plan Lector’ (Denia); mientras que en la categoría de Secundaria los premiados han sido los proyectos de ‘Mediación’ (Valencia), ‘Laboratorio de Pruebas. Nuevas Formas de Aprendizaje’ (Alicante) y Carnaval’ (Badajoz).

Chano Guzmán, coordinador provincial del Consejo de Obras Educativas Maristas, ha destacado la importancia de jornadas de este tipo para que los docentes de los colegios maristas se sientan valorados y que la institución se preocupa por estar a la vanguardia de las técnicas educativas: «Nuestro carisma nos urge a estar atentos a las llamadas de nuestro tiempo, a los anhelos y necesidades de la gente, especialmente de nuestro alumnado”, ha concluído.