Alegría, deporte, solidaridad, familia, amistad… son conceptos que se han conjugado esta mañana en el patio de los Maristas en la celebración del III CROSS SOLIDARIO CHAMPAGNAT.

Casi cuatrocientos participantes y una recaudación importante que irá destina a los fines previstos, un grupo humado de colaboradores insustituibles, y cosas que mejorar, por supuesto. Cada año se va aprendiendo un poquito más.

Muchísimas gracias a todos los que de una u otra forma habéis contribuido a que este evento haya sido posible.