En relación a la noticia del suicidio de una chica que se sentía acosada por sus compañeros de instituto, hemnos reflexionado sobre este triste asunto en clase. De manera rotunda y sin ningún tipo de justificación, hemos rechazado cualquier tipo de acoso o de conducta agresiva. Nosotros, alumnos y alumnas maristas, queremos dejar claro que apostamos por el sano compañerismo y por el entendimiento desde el respeto y la pluuralidad. Sólo así tienen sentido nuestras relaciones y nuestra convivencia. Ojalá ésta sea la última noticia de este tipo que aparece en los medios de comunicación. Alumnos y alumnas de 4º C de ESO.