1.jpg

Es plena primavera en nuestro pasillo y todo se ha llenado de flores y animalitos que han hecho nuestros alumnos, son unos artistas. Y las puertas de las clases se han convertido en grandes animales que nos alegran cada mañana al llegar.

Además le hemos preparado a María un altar llenito de flores y los lunes del mes de mayo rezamos todos los compañeros juntos en el pasillo para ofrecer nuestro esfuerzo y trabajo de la semana a La Buena Madre. Ella nos cuida y regala una bonita sonrisa siempre.