Aunque la llegada a Gandía haya sido fría y pasada por agua, nuestro primer día en tierras valencianas ha estado lleno de diversión. Tras conocer profundamente el trabajo que desde el Oceanográfico se realiza con los animales heridos en el mar y ver como se recuperan para volver a su habitat, pudimos disfrutar con el simpático espectáculo de los delfines. Donde nuestro Luis tuvo la suerte de tenerlos muy de cerca.

El día de hoy lo pasaremos en Valencia y … hasta aqui puedo leer. Informando desde Valencia para Maristas Badajoz. Un beso y hasta mañana.