conectate

Los alumnos de 4º de la ESO se asoman a Bachillerato…

Al principio con recelo, dudas, incluso un poco de miedo. Pero a medida que pasaba la mañana…se descubrían los caminos, se despejaba la bruma y se saludaba cara a cara al futuro.

¿Qué y cómo es Bachillerato en Maristas? Con «Secundaria y Bachillerato ¡TODA UNA EXPERIENCIA!», la primera charla de la mañana a cargo de nuestro orientador de Secundaria/Bachillerato, José Antonio Rosa, conocimos los datos reales, los datos «objetivos» de los resultados académicos de los últimos años.

Pero Jose no quería quedarse sólo en lo «objetivo». Quería que supiéramos cómo y por qué Maristas nos enseña a ser parte del mundo…objetiva, subjetiva…en definitiva…todotivamente.

Con esta idea, los profesores de Bachillerato, Manuel Garrote y Ángel Muñoz, nos hablaron de la superación, de la perseverancia y de la recompensa y satisfacción que hallaremos en el trabajo bien hecho, animándonos a que, a raíz de nuestra propia vivencia, desmontemos viejos mitos.

Y por fin, tuvimos frente a frente a Bachillerato, de la mano de nuestros compañeros de 1º y 2º.

1º de Bachillerato entendía la incertidumbre ante la nueva etapa que se nos presenta, y nos reconfortó enormemente descubrir que, a través de su experiencia, esto es sólo un paso más, natural y necesario, al que no es tan complicado adaptarse, y para el que contamos con toda la ayuda que siempre nos ha prestado nuestra familia, la familia Marista. Además, presumió de otras de las riquezas que nos ofrece, como nuestro Plan de Educación Social.

2º de Bachillerato se presentó seguro y directo, con el claro objetivo de conseguir lo mejor de nosotros y para nosotros, haciéndonos entender que todo su ahínco está enfocado en hacernos alcanzar nuestras metas.

También contamos con los testimonios de antiguos alumnos, algunos todavía descubriendo y construyendo su vocación en la universidad y otros ya en pleno desarrollo de su proyecto de vida desde sus actuales puestos de trabajo.

Todos ellos nos animaron a trabajar por nuestros objetivos y metas, por nuestros sueños, a descubrir nuestras vocaciones, aportando una perspectiva de la que nosotros aún carecemos, el tiempo y la experiencia.

Pero sobre todo, nos hicieron ver la virtud de saberse parte de una familia que lo será ya para siempre, esta familia Marista. La que nos ha visto escribir nuestro nombre por primera vez. La que nos ha ido descubriendo el mundo a través del maestro, del hermano. La que nos ha revelado a un Padre bondadoso y grande, a un Marcelino siempre presente en cada rincón de esta casa y en los corazones de quienes la habitan. La que nos ha enseñado el significado de la amistad, del compañerismo y la solidaridad. La que nos ha enseñado a ser adultos, a tomar decisiones. La que nos ha dado alas, y nos ha enseñado a cuidarlas.

Y ahora nos toca a nosotros. Nuestra primera decisión de tantas que nos esperan. Comenzar a trazar nuestro camino, comenzar a elegir.

Así que, gracias, José Antonio, gracias, Manolo y Ángel, gracias, Javi, Amparo, Carmen, Lidia, Paco, Enrique, Teresa, Fede, Gadea, Carlos, Fernando y Graciela, por vuestro testimonio, por vuestros consejos, vuestros ánimos y vuestra experiencia, por vuestro cariño y vuestra disposición, como siempre, para ayudarnos con nuestras dudas.

Gracias al colegio, y muy especialmente al departamento de Orientación, por organizar esta jornada, que se convirtió en una experiencia preciosa y enriquecedora.