Los pasados 30 de noviembre y 1 y 2 de diciembre se celebró una convivencia vocacional para la etapa de Comunidad (mayores de 18 años) de los Grupos de Vida Cristiana. Fue en Padul (Granada). Fue un momento para reflexionar, orar, para plantearse la vida desde Jesús y su Evangelio.
A continuación, os presentamos el testimonio de Clara Lozano, catequista-animadora de los Grupos en Badajoz y participante de dicho encuentro junto a Federico y Gadea Peralta:
 
claraSoy Clara y tengo 19 años y vivo en Badajoz. El fin de semana del 30-2 de diciembre estuve en una convivencia vocacional de los Grupos de Vida Cristiana en Granada. Pertenezco a la Etapa de Comunidad de dicho Itinerario. Al principio iba un poco asustada porque no sabía quién iba a estar. Luego todo fue genial. Estuvimos tratando durante el fin de semana varios temas. Sin duda el que más me sirvió fue el del sábado por la mañana: la vocación de San Mateo. Estuvimos analizando “la vocación de San Mateo” a través de un cuadro de Caravaggio. En la reflexión de ese día me di cuenta de cosas que estaba haciendo mal y que hasta ese momento no me había dado cuenta; y que esos aspectos de mi vida tenían que cambiar.
El último día trabajamos el Proyecto Personal de Vida que también lo tenía un poquillo abandonado.
La convivencia en general fue un fin de semana de desconectar, para conectar, de pensar en mí y en mi vida y de plantear posibles cambios.
Como todas las convivencias, ésta también ha provocado un cambio en mí.»