Hagamos un alto en el camino, en este camino como educadores, como padres, para ATREVERNOS A MIRAR a nuestros hijos e hijas desde otra perspectiva.

Por eso te invitamos a participar de estos dos momentos de una hora cada uno solamente para compartir la apasionante aventura de acompañar a nuestros hijos en hacerse personas.

Anímate y anima a otros.