CRÓNICA DEL GRUPO ADGENTES DESDE ROBORÉ, BOLIVIA. VERANO 2012

 

15 DE JULIO DE 2012

Hola a todos y todas!!

 

¿Qué tal ha ido la semana por allí? Nuestra 1ª semana en las comunidades ha estado llena de aventuras.

 

El otro día me quede con que íbamos a ir a visitar las comunidades. El viernes nos costó un montón encontrar una movilidad que nos llevara, con el tema de los “chutos”, los vehículos sin papeles no hay muchas posibilidades. Al final el Hno. Vidal encontró a un señor que con una camioneta que le prestaban nos iba a acercar. Visitamos todas las comunidades y ya fuimos saludando a unos y otros.

 

Y ahí empieza la aventura. Cuando volvíamos hacia Roboré y nada más cruzar el río desde los Sotos la camioneta se paró. Y el conductor dijo “se soltó el acelerador”!!! y era cierto, la “cuerdecilla” que sujetaba el acelerador se había soltado y entre Sebas y Goyo la arreglaron pero… no tenía gasolina, así que empujamos la camioneta desde el río hasta la explanada de Limones que está antes de las vías del tren. Y nos fuimos al Restaurante a ver si allí nos podían vender algo de gasolina, pero claro, como somos así de chulos, el tren de mercancías estaba parado y nos tocó cruzar el tren entre dos vagones… ¿nos imagináis saltando? Pues eso, unos mejor que otros y con más gracia y habilidad, jejejej, la cosa es que cruzamos y conseguimos la gasolina. Interesante fue preguntar a un señor que estaba subido encima de un vagón cisterna hablando por teléfono, le preguntamos cuándo salía el tren y nos dijo que él no sabía que sólo se había subido allí para coger cobertura. Y empezamos el regreso a Roboré. Antes de salir nos cruzamos con una moto que nos traía algunos litros más que enviaba el Hno. Vidal (lo habíamos llamado antes para ver si podía mandar algo… es lo que tiene el tener cobertura de Entel). Al llegar a la casa, cena, descanso y un poquito de reunión para acabar de preparar cosas.

 

El sábado acabamos de preparar todo el material y después de almorzar ya nos fuimos para las comunidades: cargar las camas, colchones, cajas, material, mochilas… en el camioncito de D. Ramón, el de Limones. Imaginaros como iba. Además empezó a lloviznar un poco, “chilchear” como dicen aquí. Llegamos, descargamos y cada uno se fue quedando en su comunidad. Primera cenita, con un poco de frío en nuestros nuevos hogares.

 

El domingo fuimos a misa a Los Sotos y San Pedro y después almorzamos en Limones, que el club de madres y los jóvenes nos invitaban a comer. Pasamos la tarde preparando la semana y a dormir cada uno a su comunidad.

 

Al llegar el domingo a Los Sotos nos dio la sensación de que alguien había entrado en la casa. Había tierra en la cama de Goyo, nos encontramos una cruz en el suelo que Goyo no había sacado de la mochila, en fin. Fue a la mañana siguiente cuando nos dimos cuenta que faltaba una navaja, un par de latas de comida, dos linternas, un reloj y el ordenador de Goyo. Rápidamente avisamos al OTB para que intentara averiguar algo, sobretodo porque en la puerta de la casa encontramos una “polera” que no era nuestra. La enseñaron en la comunidad y rápidamente intuyeron de quien era. Lo peor fue que el lunes teníamos la presentación en Los Sotos y en la reunión comunitaria salió el tema del robo. La gente de la comunidad estaba fatal, con mucha vergüenza y sintiéndose muy culpables. Exigían que el culpable devolviera las cosas. Bueno, fue un poco surrealista, pero un momento muuuuuuuy desagradable, sobre todo por lo mal que lo estaba pasando la gente.

 

El martes la cosa se solucionó porque el OTB fue casa por casa y habló con el presunto culpable, que vino a la casa a hablar con Goyo y devolvió las cosas.

 

Lo más importante es que nosotros hemos estado super normales con todo el mundo, demostrándoles que no importaba lo que había pasado y que íbamos a estar igual de felices que siempre. Y la verdad es que la comunidad se ha volcado con nosotros: nos traen café por la mañana, antes incluso de que nos hayamos levantado, nos traen productos para tirar en la tierra y matar los bichos, nos regalan torta y pan de arroz… en fin, que nos están tratando mejor que bien.

 

El resto de la semana ha ido tranquila, con algún que otro problemilla que han tenido Sebas y Pepe con una vaca curiosa y que tuvieron que casi torear mientras Kety se moría de la risa.

 

Esta semana Sebas y Kety han estado haciendo el taller de hojuelas con las madres de las comunidades y cada día era mejor que el anterior. Ha sido todo un éxito y a las mujeres les ha encantado, vamos que han estado calculando lo que cuesta la materia prima para hacerlas y venderlas. Con los niños hemos pasado clase todas las mañanas, porque aún estaban de vacaciones y por las tardes taller de globlofexia, también un éxito, vamos que han aprendido a hacer la espada, el perrito y la flor, jejeje. Y si, ya he empezado a contar cuentos. De momento, recordando Mariquita la Pelá tralalaralala, jejejeje.

 

He de deciros que las niguas ya están entre nosotros. De momento Goyo y yo hemos sido los afortunados, pero las expertas manos de enfermera de Kety nos las han quitado. Los marigüises, mosquitos, zancudos y demás seres voladores y picadores de piernas, brazos y demás partes del cuerpo, se están cebando con nosotros y efectivamente a José y Cati los llevan fritos.

 

Del tema del tabaco, tranquilos, estamos no dar el cante fumando a la vista de los comunarios, aunque algunas veces nos despistemos, pero lo llevamos bien…

 

Acha ha preguntado que tal Los Sotos sin el profe Hugo. La verdad es que todos los sienten y hablan del tema con mucha tristeza. Parece que murió de leucemia y nadie se lo esperaba. Dña. Candela está viviendo en la misma casita con Jorge y nos contó que desde hace un par de meses que está recibiendo la paga de viudedad. Con el dinerito que le dieron como de indemnización de los maestros se compró un hornito y hace pan de arroz y empanadas para vender. Está bien, aunque triste y en siempre que sale de su casa va de luto riguroso.

 

Por otro lado las misas en las comunidades van muy bien. Introduciendo algún canto nuevo. Mañana vamos a intentar poner alguna canción diferente para no morir cantando siempre lo mismo. Estamos buscando ratitos cada día para prepararlas y se está intentado que la gente participe más de forma espontánea.

 

Que más contaros… ahh si, hoy hemos tenido la convivencia con los becados en el chorro de San Luis. Han venido 21 y no ha estado mal, teniendo en cuenta lo parados y vergonzosos que son… vamos que lo de hablar por los codos sólo tres o cuatro. Hemos acabado con una oración hacia las cuatro de la tarde.

 

La lavadora, gran invento de la humanidad, no ha parado en todo el fin de semana y más que ocho parece que seamos ochenta cuando hay que ponerse a doblar camisetas y calcetines, jejejej.

 

Mañana domingo pasaremos la mañana aquí en Roboré acabando de preparar las cosas para esta semana y por la tarde iremos de visita a Chochis a ver el santuario. Por la noche tenemos el velorio de la Virgen del Carmen y el lunes boda en limones… pero eso ya os lo cuento la semana que viene.

 

Bueno, lo voy a dejar por esta semana, que tampoco quiero enrollarme mucho y que no leáis la crónica, jejeje

 

Sebas, Cati, Kety y Elena (los nuevos) han superado la primera semana con “cum laude”, si los vierais entregados en la escuelita, en las comidas con las familias, en los arreglos de las casitas, están muy contentos,….

 

Las comidas en las familias son espectaculares, todas las familias se empeñas en recibirnos con la mejor comida, se moderan más en la cantidad y nosotros somos campeones, no dejamos nada. Ellos satisfechos.

 

Jose y Caty en San Pedro se encuentran muy a gusto, las familias les sienten como de la familia, en las otras comunidades no se quedan atrás.

 

Nos acordamos mucho de vosotros y la gente pregunta por todos. Preguntan por Gadea, y los de San Pedro quieren jugar a las estatuas, jejejej

 

Lo dicho, que estáis entre nosotros a cada paso que damos.

 

Un abrazo y un beso fuerte para todos.

 

Pepe, Sebas, Kety, Jose, Cati, Elena, Goyo y Mª José


6 DE JULIO DE 2012

 

Hola a todos y todas!!
 
Ya estamos aquí!!! Este año como el redactor oficial, D. Ignacio Acha, está ejerciendo de padre primerizo, hemos tenido que cambiar, así que aunque no sé si con la misma gracia y salero que él, pero sí con la misma ilusión, voy a intentar contaros cada semana como nos va la cosa.
 
Como ya sabéis para venir lo hicimos en dos tandas. Los que vinieron por Perú y los que vinimos por Buenos Aires.
Los primeros (Sebas, Keti, Elena y Goyo) dicen que tuvieron un buen vuelo Madrid-Lima, con buena comida, copa si la pedían, en fin, todo un lujo. Luego cuando fueron a embarcar en Lima se encontraron con una especie de motín de algunas personas que llevaban varios días en el aeropuerto sin billete para volar. Se pusieron delante de la puerta de embarque dispuestos a no dejar pasar a nadie. Parece que los del aeropuerto lo resolvieron ofreciendo 100$ a aquellos que cedieran sus billetes a esas personas, así que por fin, embarcaron y entonces…. Les dijeron que tenían que esperar un poco porque había una avería en el aire acondicionado ¿?¿??¿, en fin, que por fin lo lograron y volaron hasta Bolivia, parando en La Paz para algún cambio de pasajeros y ya para Viruviru en Sta. Cruz.
Los que volamos por Buenos Aires (José, Cati y Mª José) nos vimos en la estación del Atocha, cogimos el bus hasta el aeropuerto y nada más llegar nos dirigimos hacia el mostrador de Aerolíneas Argentinas. Sorprendentemente no tuvimos que hacer ninguna cola y en seguida facturamos las maletas… bueno, José no le hizo ojitos a la azafata y le puso alguna pega con la maleta de mano pero al final, nos dejó pasar sin problemas.
Como ya nos contó el padrecito el avión de Aerolíneas es muy cómodo y bastante más ancho que el de Aerosur, así que el viaje fue relativamente cómodo. Cenamos, dormimos y desayunamos, poco más. Llegamos a Buenos Aires sobre las 4 de la mañana de allá y aún nos quedaban 5 horas largas de espera en el aeropuerto, así que desayunamos (súper caro todo en el aeropuerto: 4 € un agua o 3’50€ un café), nos conectamos a Internet en la maravillosa sala de espera con wifi, vimos pelis y series en los portátiles y tachán tachán, empezaron a aparecer jugadores de Boca Junior que viajaban a Santiago de Chile. No conocíamos a ninguno pero entonces José vio a Riquelme que intentaba hacerse el despistado haciendo como que hablaba por teléfono, pero José, muy avispado le plantó el Marca especial de los Campeones de la Eurocopa y no tuvo más remedio que firmarlo, así que ya teníamos un buen primer regalo para los hermanitos de Bolivia (José Antonio en Sta. Cruz lo leyó varias veces). Bueno, a lo que iba, agarramos el avión hasta Sta. Cruz hacia las 10.30 de la mañana y llegamos a Viruviru hacia la 13.30 más o menos. Ha sido la primera vez, al menos para mí que llegaba a Sta. Cruz de día y claro todo se ve mucho más claro, jeje. La cola de inmigración igual que siempre, las maletas con el mismo caos pero claro, éramos menos, así que más rápido, no nos abrieron ninguna maleta y ya por fin, salimos del aeropuerto y allí estaban Goyo y Karlos Aguirre esperándonos. Y nos fuimos hacia Barrio Lindo. Y ya allí todos juntos compartimos un rato con los hermanos.
Esa mañana ya habían estado Keti, Sebas, Elena y Goyo comprando cosas en la Ramada. Por la tarde, después de comer y descansar un rato nos reunimos para empezar a organizarnos y sobretodo ver que materiales nos hacía falta comprar.
Ya al día siguiente, todos juntos nos fuimos otra vez a La Ramada, que por cierto Pili, el micro es el 17 y compramos tela y cinta con la bandera de Bolivia para las pañoletas, goma eva, algún pegamento y silicona, en fin, material de papelería.
Comimos con los hermanos y por la tarde ya fuimos de paseo por la plaza, la Catedral y a echar un primer ojo, sobre todo para los nuevos de la artesanía boliviana. Y ya esa tarde, a las 19.30, salía en bus-cama.
Parece que Jesús recomendó que fuésemos así hasta Roboré para evitarnos el tren. He decir que después de la experiencia hay opiniones encontradas. Algunos dicen que volverán en tren, porque aunque es verdad que el bus es bastante más cómodo que el tren, sin apenas interrupciones de vendedores de majadito de pollo majadito… 40 km antes de llegar a San José la carretera no está en muy buenas condiciones y si digo que la mayoría de nosotros, por no decir todos nos hemos hecho un poco de caquita en la carretera no creo que exagere. Pero bueno, la verdad es que no ha estado mal… pero… como somos así y no nos gustan las cosas fáciles…. Jejejeje, al llegar a Roboré sólo parábamos nosotros y entre que estábamos dormidos y que bajamos rapidingo para controlar las maletas y que no se quedara ninguna en el bus, justo cuando éste arrancó y se fue y nosotros empezamos a ir con los bultos hacia los taxis, José que no andaba muy fino con el estómago y se había pasado toda la noche con retortijones se dio cuenta de que se había dejado en el bus la bandolera con el pasaporte, algo de platita… en fin, que imaginad la cara que se nos puso. Así que nos vinimos para el cole donde ya nos esperaban Pepe, Vidal y Pablo y tras los saludos de rigor, Goyo y Pepe se marcharon en busca de un taxi para intentar interceptar al bus.
¿os imagináis la odisea? Cambios de varios taxis, movilidades… y al final se encontraron al bus en la entrada de Puerto Suárez. Goyo lo paró, subió y gracias a Dios encontró la bandolera con todo dentro así que yupiiiii. Y claro luego tenían que volver, más movilidades, taxis, etc. En resumen, que Pepe y Goyo han hecho el trayecto Roboré-Puerto Suárez-Roboré en tiempo récord. Lo malo nosotros, los que nos quedamos aquí que estábamos preocupados porque nos parecía que tardaban, porque desde que se fueron a las 6 de la mañana llegaron a Roboré sobre las 2 de la tarde. En fin… pero luego contentos, una aventura más para contar.
Por la tarde hemos estado un rato reunidos, hablando de la forma en la que vamos a trabajar en las comunidades, cuando iremos de visita… De momento en Limones se quedarán Pepe, Sebas y Kata; en San Pedro José y Cati y en Los Sotos, Goyo, Elena y yo. También hemos empezado a sacar el material de las cajas organizando las cosas por comunidades, talleres… ya os iremos contando que hacemos cada semana. Antes de la cena hemos tenido la primera misa todos juntos con los hermanos de Roboré, Jesús incluido, que ya ayer regresó de su visita a España. Mañana continuaremos con el trabajo y por la tarde subiremos a las comunidades para que los nuevos las conozcan y ya la gente nos vea. El sábado seguramente ya empezaremos con el traslado y el domingo, en principio, después de las misas en San Pedro y los Sotos, iremos a almorzar a Limoncito, que hoy ya vinieron D. Ricardo y Dña. Yen para ver si nos venía bien, que tenían ganas de hacernos un buen recibimiento. Así que así es como están las cosas, de momento.
Deciros que nos hemos acordado de todos vosotros, sobretodo de los que alguna vez habéis estado por aquí. Hoy especialmente de Ignacio, Pili y Gadea, de los abuelos de la criatura y por supuesto, de Jesús y Ulu, que estáis presentes en cada paso que damos.
 
Ya os iremos contando más y mejor. Yo de momento me despido, que están todos en la terraza, disfrutando de cervecita y galletas y del maravilloso cielo de Roboré.
 
Un abrazo y un beso muy fuerte para todos de parte de:
Sebas, Kety, Pepe, Cati, Jose, Goyo, Elena y Mª José.